INICIO > EVENTOS Y NOTICIAS > ARTESANIA TAINA DE YAMASA EN LA ONU

Artesanía taína de Yamasá en la ONU
16 de Octubre del 2008.
Diario Libre

NACIONES UNIDAS, NY. Atractivas piezas de la era indígena taína de la República Dominicana, talladas en cerámica, se están exhibiendo y vendiendo en la principal tienda de regalos culturales y tradicionales de la mayor plaza de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Nueva York.

Las muestras que son confeccionadas en Yamasá por el taller de los hermanos Guillén, propietarios de la empresa Cerámica Taína, llegaron a la escena del organismo multilateral, gracias a la iniciativa del ministro Consejero Erick Espinal, quien hizo suya una preocupación del presidente Leonel Fernández que visitó la tienda y se quejó del porqué allí todos los países del mundo, excepto la República Dominicana, mostraban y vendían artesanías alegóricas a sus culturas y tradiciones.fOTO

Espinal se puso en contacto con los hermanos Guillén, quienes inmediatamente se motivaron a enviar las piezas taínas a Estados Unidos, un deseo que abrigaban desde que comenzaron su proyecto en el país caribeño.

Entre las muestras que se exhiben y se expenden en la ONU hay trigolitos, potizas, Dios del Trabajo, Itiba Tahuvana, Máscaras, Vaso efigie, Sello o Sonajero, Piyel Guobiran, ollas, Marocael, Cohoba y Abundancia, nombres originales que los taínos daban a sus emblemas y representaciones más destacadas.

Espinal explicó que la misión de los diplomáticos en la época actual no es sólo la de hacer contactos y establecer tratados con otras naciones, sino también la de abrir mercados internacionales para que los productos que se fabrican en cada nación, lleguen y se proyecten en todo el mundo.

En la tienda dirigida por la señora Hanaa Soukry, y que es parte de la cadena Hudson Group, que cuenta con 500 establecimientos para ventas de regalos y símbolos mundiales, hay exhibiciones de 192 países.

Espinal indicó que el propósito de haber traído la cerámica taína desde Yamasá es mantener ante los ojos del mundo la cultura, la tradición y la historia. "Estas representaciones es lo más auténtico de nuestras raíces que fueron los taínos que existieron cientos de años antes de que fuéramos dominicanos".

Añadió el Ministro Consejero que en las muestras se exponen los principales recipientes, objetos y representaciones que en el día a día usaban los taínos para comer, beber, celebrar y trabajar, y además, para adorar a sus dioses y diosas.

"Estamos en la principal sede del mundo y por aquí pasa gente de todo el universo, incluyendo a los Presidentes", añadió Espinal.

La señora Shoukry, que es directora de compras de mercancías de la cadena, dijo que la compañía tiene tiendas todos los estados de los Estados Unidos.

"Recuerdo que hace cinco años nos visitó el presidente Fernández y me preguntó el porqué no teníamos algo de su país", esbozó la ejecutiva.

Espinal anexó que la diplomacia no es sólo el cara a cara, sino también abrir mercados en todo el mundo y siguiendo los propósitos del Presidente dominicano y fortaleciendo el compromiso del país con los objetivos del milenio trazados por las Naciones Unidas, tomó la iniciativa de colocar las cerámicas en la sede principal de la ONU.

"Estas piezas son hechas a mano en Yamasá y con esta paso logramos colocar nuestros productos, se utiliza mano de obra de ese municipio y logramos parte de uno de los objetivos del milenio", explicó el diplomático.

"Ese objetivo es reducir la pobreza extrema y ésta es la mejor manera de hacerlo: abriendo puertas en la ONU donde gente de todo el mundo ve nuestros productos y los compra", sostuvo Espinal, añadiendo que posteriormente se propone colocar otras joyas culturales del país como el ámbar y el larimar.

"Tenemos otras mercancías, y el mundo las demanda, pero lamentablemente no teníamos un mercado abierto a nivel internacional", precisó Espinal. "Esta es una tienda de una cadena de 500 tiendas, y si hay demanda masiva para nuestros productos, indudablemente que ellos los llevarán a otras plazas".

Recordó que parte de la política exterior del Presidente y el Canciller es la de abrir mercados a los productos nacionales, por lo que tomó la iniciativa.

La reacción de los artesanos de Yamasá no se ha hecho esperar y los hermanos Guillén están de plácemes, porque siempre quisieron entrar al mercado estadounidense, pero no lo habían logrado. "Es muy difícil entrar a este mercado", afirmó.

Espinal dijo que ahora lo hizo él, pero después de consultar con Eddy Martínez, director del Centro de Exportaciones e Inversiones de la República Dominicana, para buscar las facilidades, y que sean los propios hermanos Guillén los que en el futuro puedan acceder a los mercados más importante, incluyendo los europeos en grandes cantidades.

La principal satisfacción de Espinal es la de que fue él quien abrió las puertas y exhortó a los diplomáticos dominicanos doquiera que estén a que ésa sea su principal motivación.

La directora de la tienda en la ONU dijo que las piezas han resultado muy atractivas y que mucha gente las está comprando
.


 
De Miguel Cruz Tejada