INICIO > LOS TAINOS > CULTURA

| LO TAINOS | ARTESANIA TAINA |

CULTURA TAINA

BehiqueLos Taínos tenían una rica cosmologia y creían en diversas deidades, seres supernaturales encabezados por Yocahu, creador de todas las cosas, dios del fuego, del ciclo solar, de Ia yuca, y Atabey, madre de Yocahu, diosa del agua, fuente de vida. Creían también en espíritus que habitaban Ia naturaleza y en Ia vida después de Ia muerte, y que los ancestros se convertían en espíritus protectores de los vivos al morir.

Los Cemí eran las figuras sagradas que representaban a las deidades, a los poderes de Ia naturaleza, a los ancestros y al poder de los  caciques muertos. Puentes entre el mundo de los vivos y los poderes espirituales, los Cemies estaban hecho deobjetos naturales. Estas figuras eran antropomorfas, con distorsionadas caras humanas, y zoomorfas, con figuras de animales como serpientes, tortugas, sapos, buhos, muerciélados y otros.

Los Cemies eran claves en las celebraciones religiosas, nombradas como Areytos, Ilevadas a cabo en las plazas ceremoniales. En estos espacios también se organizaban juegos de pelota parecidos al futbol, usando el cuerpo para rebotar Ia pelota, sin las manos ni los pies.

Cemies y Areitos era de suma imortancia en las prácticas religosas de adoración, petición y acción de gracias, en rituales de sanación, y  las festividades relacionadas con Ia agricultura.

El ritual primordial del behique se efectuaba por medio de Ia Cohoba, Ia inhalación de polvos alucinógenos hechos con semillas de Ia planta conocida cientificamente como Anadanthera peregrina o Piptadenia peregrina y mezclados con tabaco, cal o puros. En ha Cohoba, ritual magico-religioso, se consultaba a un cemí con el objeto de predecir el futuro.

El vínculo entre arte y religión era estrecho. La música, Ia danza, los ornamentos corporales, Ia poesía, Ia escultura, Ia artesanía, las historias orales, todo el mundo creativo de los Taínos tenía un referente relacionado con deidades, espíritus, símbolos y ritos.

En los cantos y bailes de cada Areyto se tocaba con maraca, instrumento musical hecho de una pequeña higuera rellena con pequenas piedras, y que ha perdurado con ligeras variaciones en Ia cultura musical caribeña e hispana. Se tocaban tambores de madera, al tiempo que mujeres y hombres bailaban en círculo, con el sacerdote o bohique colocado en el centro del círculo mientras declamaba o narraba una historia.

Así como los Areytos expresaban el regocijo, daban gracias a los espíritus o celebraban e invocaban los poderes para Ia guerra, los taínos desarrollaron con gran maestría el arte de las rocas, con un amplio repertorio de petroglifos en paredes y cuevas, y de objetos cuyas funciones eran múltiples, cargados de significación religiosa, roles rituales y actitudes de reverencia hacia Ia vida, Ia naturaleza y las fuerzas ocultas que ellas expresan.